Home / Regionales / Almafuerte / Balance positivo para la Policía

Balance positivo para la Policía

Cinco barra cinco. El comisario Cristian Brassinne aprobó la respuesta de esta fuerza ante el notable incremento de visitantes y situaciones de riesgo. Con refuerzo de efectivos llegados desde otras dependencias, se montó un esquema especial de vigilancia y patrullaje, en coordinación con personal municipal.

El notable auge de la temporada turística puede tener su efecto colateral en el aspecto vinculado con la seguridad.
Sin embargo, para el comisario Cristian Brassinne, el “Operativo Verano”, -que pudo instrumentarse por primera vez en una temporada estival-, fue considerado positivo.
Este esquema especial consistió básicamente en el refuerzo de ocho efectivos que llegaron desde otras dependencias de la Unidad Departamental. También pudo observarse un puesto fijo ubicado en el propio complejo Piedras Moras.
A pesar de no recibir un móvil adicional como se viene gestionando desde el año pasado, Brassinne destacó que se logró marcar presencia de la fuerza policial y llevar adelante su intención de patrullar las 24 horas, con los dos vehículos y la moto que tienen disponibles. “Soy amante de la prevención”, reitera el comisario, cada vez que tiene la oportunidad.
Si bien, el operativo se mantendrá hasta que concluya este mes, el “pico” turístico ya se registró en la segunda quincena de enero y desde la comisaría, se animan a adelantar un balance favorable.
Vale recordar, que según datos oficiales, este verano se recibió un 70 por ciento más de visitantes en los balnearios de Almafuerte y durante algunos fines de semana se registraron alredededor de 30 mil personas en los alrededores del lago Piedras Moras. A esto hay que sumarle un 100 por ciento de ocupación durante buena parte de la temporada.
Siguiendo la consigna de que “el turismo también atrae delincuentes”, Brassinne reveló que durante enero se produjeron 9 detenciones, -incluyendo algunos menores-, y todos los malvivientes eran oriundos de Córdoba capital, en su mayoría con frondosos antecedentes.
Principalmente, se detectaron hurtos a vehículos estacionados, sobre todo en lugares “inapropiados” dado el desborde de los estacionamientos controlados, según apuntaron desde la Policía.
Pero uno de los hechos más destacados por Brassinne, fue el robo en una vivienda, -cuyos habitantes estaban ausentes por vacaciones-, resuelto positivamente, ya que se detuvo en flagrancia a los ladrones y recuperaron los elementos sustraídos. En total se registraron 5 hechos contra la propiedad, de los cuales quedan dos en estado investigativo, precisó.
En el marco del accionar policial de este verano, puede enumerarse también unos 20 secuestros de motocicletas en virtud de las faltas más frecuentes: falta de casco, carné o documentación.
Como toda experiencia, deja cosas por mejorar para veranos posteriores y en ese sentido, el comisario advirtió la necesidad de incorporar presencia permanente en lugares que quedaron “fuera del radar”. La referencia es para el sector comprendido entre la playa conocida como “la arenera” y el predio “La Bomba”, para lo cual se le solicitará al Municipio que refuerce el desmalezado.
No obstante, Brassinne destacó la colaboración municipal que aportó personal adicional y vehículos propios para actuar coordinadamente en el operativo.
Al margen del próximo fin de semana extra largo de carnaval, queda como último evento importante a cubrir, el Carnaval Cuartetero de esta noche, en el playón de la terminal.
Para controlar la seguridad se dispondrán 15 efectivos, focalizando la atención en el buffet, zonas cercanas al escenario y los baños, teniendo en cuenta además que la terminal va a permanecer abierta.
El evento es con entrada libre y se aguarda doblegar el número de asistentes con respecto al año pasado cuando se celebró en el centro y convocó a unas 800 personas.