Home / Sin categoría / Contrapunto entre Aguad y ATE por la Fábrica Militar

Contrapunto entre Aguad y ATE por la Fábrica Militar

El presente y el futuro de la Fábrica Militar de Río Tercero, siempre fue uno de los temas preponderantes de las campañas electorales. El proceso eleccionario en curso hasta el 22 de octubre, no es las excepción. Gremios, partidos políticos y funcionarios,  se valen de esa “herramienta”, sensible por cierto, para plantear reclamos de reactivación y certezas laborales por un lado, y promesas de recuperación que intentan alejar la incertidumbre, por el otro. El presente y el futuro de la Fábrica Militar de Río Tercero, siempre fue uno de los temas preponderantes de las campañas electorales. El proceso eleccionario en curso hasta el 22 de octubre, no es las excepción. Gremios, partidos políticos y funcionarios,  se valen de esa “herramienta”, sensible por cierto, para plantear reclamos de reactivación y certezas laborales por un lado, y promesas de recuperación que intentan alejar la incertidumbre, por el otro.  Esta semana se observó un escenario que planteó esas dos visiones acerca de la industria madre de Río Tercero.  Mientras los representantes de los trabajadores, nucleados en el sindicato ATE expusieron sus preocupaciones por la inestabilidad laboral de los 464 contratados y la falta de proyectos concretos sobre la planta local, el ministro de Defensa Oscar Aguad señaló no entender el planteo gremial. “Estamos trabajando intensamente para repotenciar la Fábrica Militar y la conferencia del sindicato de ayer (por el martes) no se entiende salvo que se inscriba en un acto de campaña electoral o en un marco preventivo que es la nueva modalidad de los gremios, pero no tiene nada que ver con la realidad”, señaló Aguad en declaraciones a la radio FM Sol. Y adelantó que la empresa estatal analiza volver a la producción para la defensa, con armamentos y municiones a partir de un convenio con Singapur. “Sabemos que tanto la Fábrica Militar de Río Tercero como la de Villa María deben seguir produciendo”, enfatizó el ministro de Defensa.  Los contratos laborales del personal vencen en diciembre y desde el gremio admiten que la promesa del gobierno de Mauricio Macri es renovarlos por otro año.  Sin embargo, subrayaron que el panorama es de incertidumbre y de falta de certezas. Damián Albornoz, secretario Gremial de ATE, denunció que se ejerce un “vaciamiento productivo y presupuestario” de la planta, al destacar que el presupuesto anual para 2018, de 225 millones de pesos, es inferior al de este año. En ese contexto, el gremio anticipó que podría definir medidas de fuerza y adelantó que ningún trabajador se tomará vacaciones “por temor a que cuando se reincorporen no tengan más trabajo”.  De los 561 operarios de la planta local, 464 son contratados. “Desde hace un tiempo ya, venimos notando con los compañeros un exhaustivo plan de vaciamiento de la fábrica y eso trae como consecuencias despidos y la falta de insumos para que podamos trabajar”, enfatizó por su parte Cristian Colman, secretario General de ATE Río Tercero, quien ayer participó de un plenario gremial en Buenos Aires.  Así, con el apoyo de la Mesa de Unidad Sindical de Río Tercero, recordaron que las actividades de producción de Fabricaciones Militares fueron declaradas el año pasado de “interés legislativo” por el Concejo Deliberante local, lo que significó un fuerte respaldo político de los partidos con representación en el cuerpo deliberativo. En esa misma declaración, se elevó una petición al Gobierno nacional con el fin que “instrumente políticas activas tendientes a sostener y ampliar la producción” de la FM. Una declaración similar aprobó en setiembre pasado, la Legislatura provincial.