Home / Nacionales / Despiden a 200 trabajadores de Fábrica Militar en Azul y alertan sobre posibles incidentes en su interior

Despiden a 200 trabajadores de Fábrica Militar en Azul y alertan sobre posibles incidentes en su interior

El Ministerio de Defensa no renovó el contrato de 200 trabajadores de la planta de Fabricaciones Militares FanAzul ubicada en la ciudad bonaerense de Azul.  Trabajadores y representantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) cortaron la ruta 3 para exigir que reincorporen a los despedidos y denunciaron ante la Justicia federal que la planta puede explotar debido a que hay residuos de explosivo que no reciben su tratamiento.

“Hoy sólo pudieron entrar los empleados que estaban en planta permanente. A los demás los dejaron afuera. Los que pudieron ingresar se enteraron que el Ministerio de Defensa no les iba a renovar los contratos”, contó  Vanina Zurita, delegada de ATE en la planta. El 31 de diciembre vencía el contrato anual que tenían los trabajadores y que no fue renovado aún, pese a que tampoco les comunicaron su despido de manera oficial.

En la denuncia presentada ante la Policía Federal establecieron: “Esto representa una falta gravísima, ya que no se está permitiendo cumplir con las condiciones mínimas de seguridad, es por eso que desde ATE se decidió radicar una denuncia en la Justicia Federal. Esta falta de coherencia por parte de los funcionarios a nivel nacional pone en un riesgo latente la seguridad de los compañeros”.

En la denuncia además afirman que al haber despedido a los trabajadores técnicos de electricidad y mantenimiento, hay riesgos de “incendios y explosivos debido a que la falta de control rutinaria del predio fabril queda librado al total descontrol”. También sostienen que la falta de control del edificio 6-01 del predio podría llevar a que se produzca una reacción química por la falta de control de temperatura de los separadores y cristalizadores cargados con trinitrotolueno (TNT)”.

FanAzul fue creada en 1988 y se especializa en la fabricación de pólvora y explosivos. Emplea en total a 266 trabajadores, de los cuales sólo 20 están en planta permanente. En los últimos meses, la planta tuvo una drástica reducción de la producción, hasta su mínimo histórico. Desde ATE denunciaron que ahora los productos militares se compran desde el exterior.

Los 200 trabajadores a los cuales no se les renovó el contrato se suman a los agentes de las distintas plantas militares de todos el país -incluida la de Río Tercero- que fueron desafectados.

Parte del documento presentado por ATE.