Home / Locales / Agro / Diseñó un sistema que mejorará la recolección de cereal

Diseñó un sistema que mejorará la recolección de cereal

Analía Comba, diseñadora de Motor Mix

 

EL dispositivo Rotor Mix, que es un sistema de separación híbrida de estilo axial fabricado por Metalúrgica Pizatti tras un trabajo conjunto entre los dueños de esa empresa y los hermanos Walter y Omar Comba, fue diseñado por la diseñadora industrial Analía Comba en el año 2009, y tiene como objetivo mejorar la recolección del cereal con un ahorro del 20 por ciento en el consumo de combustible.

En diálogo con AGRO TRIBUNA, Comba, que realizó sus estudios en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Córdoba, manifestó que la idea nació entre las familias Comba y Pizatti: “Quienes vieron la necesidad de fabricar un dispositivo para aquellas cosechadoras que se fueron quedando en el tiempo, ya que empezaron a ingresar sistemas nuevos a muy alto costo, y ellos como productores medianos que son, vieron la necesidad directa de fabricar este dispositivo”. “Ellos tenían bosquejos e ideas -continuó la profesional- y la información que se recolectó de otras máquinas y toda la tecnología de punta, y mi función fue empezar a dibujar en 3D lo que ellos se imaginaban, lo que hizo que cuando se llegó a fabricar en la planta ya se contara con planos, desarrollos de chapas listos para cortar, para que no hubiera error. Con eso ganamos mucho tiempo porque además teníamos que tener una noción de cómo entraba en la máquina, qué tamaño iba a tener y darle una forma que pudiese ser producida, con materiales existentes, con espesores de chapas reales, y todo eso pudimos verlo a través del programa 3D que utilicé para trabajar”.

Entre el primer boceto y el diseño en 3D pasaron alrededor de seis meses, haciendo además planos de “entre fábrica” con medidas generales. Allí se comenzó a trabajar hasta llegar al primer prototipo, que fue fabricado una vez que pudieron tenerse en cuenta todos los detalles. “El rotor se llegó a armar y quedaron algunas partes periféricas que se vieron al momento de la instalación, por lo que en la segunda etapa me trajeron el rotor en un carro con todas las piezas externas que se habían generado en la instalación, se relevó todo lo que se hizo en fábrica y hubo que hacer nuevos planos”, contó la diseñadora.

“Se trataba de lo que se llama el falso chasis, que es el nexo entre la estructura original de la máquina y el rotor”, explicó Analía, quien agregó que en el año 2009 el rotor se colocó en la máquina donde estuvo hasta el 2011 en un período de pruebas.
“Los cambios que se hicieron fueron detalles”, admitió.

“Fue importante realizar la prueba de campo en distintas campañas durante dos años, porque las campañas son siempre diferentes, lo que hizo que en el tiempo el prototipo fuera mejorando. Allí empezó la etapa de comercialización, la prueba en otros cereales que no eran de nuestra zona, porque todo fue surgiendo con el mercado”, explicó.

De a poco se fueron ganando zonas y trabajando más de lleno en algunos cereales, logrando comercializar hasta el momento alrededor de 11 equipos. “Esto fue hasta que apareció esta oportunidad de trabajar con Vasalli, porque hasta ahora todo se ha hecho muy a pulmón y no se podía fabricar en serie”, explicó Comba. “La gente de Vasalli tomó el equipo como está presentado, no lo tienen que modificar, y esto generó mucho interés, más la prueba a campo en mil hectáreas que terminaron de decidir a los representantes de la fábrica.

Esto va a brindar otra dimensión de trabajo y además al fabricarlos ellos en fábrica los costos serán otros, ya que cuentan con todos los dispositivos, las herramientas y todo lo necesario”, detalló. La idea de Rotor Mix es de Comba-Pizatti, y se está analizando la manera de firmar un contrato que los vincule a Vasalli para que el dispositivo sea utilizado en las cosechadoras fabricadas por esa empresa. “Además se abre otro abanico interesante porque vamos a incursionar en los usados, en aquellas máquinas cuyos propietarios puedan por medio de concesionarias o a través de Metalúrgica Pizatti instalar los equipos”, expresó Comba, agregando que el rotor se va adaptando a distintas cosechadoras, realizando pequeños ajustes en los chasis o en los falsos chasis para colocarlos en las mismas. También hay que tener en cuenta que además de adaptar el rotor a otros modelos de cosechadoras, restan por hacer todos los instructivos, procedimientos de armado, soldadura y manuales de instalación y mantenimiento del dispositivo.

“Nunca imaginé que esto iba a suceder, todo comenzó muy de entre casa, siempre le tengo que hacer planos a mi papá porque él es generador de ideas y de máquinas, y por eso el rotor que se hizo es fácil de mantener, fácil de desarmar, porque fue una óptica en primer lugar para beneficio propio y más tarde se vio la veta comercial”, sostuvo finalmente la diseñadora.

 

 

“La idea nació entre las familias Comba y Pizatti, “quienes vieron la necesidad de fabricar un dispositivo para aquellas cosechadoras que se fueron quedando en el tiempo, ya que empezaron a ingresar sistemas nuevos a muy alto costo, y ellos como productores medianos que son, vieron la necesidad directa de fabricar este dispositivo”.