Home / Sin categoría / El boliche incendiado fue habilitado para reabrir sus puertas

El boliche incendiado fue habilitado para reabrir sus puertas

El boliche de la calle Acuña que el pasado domingo sufrió un incendio, fue habilitado nuevamente por el Municipio para abrir sus puertas. El encargado del área Espectáculos Públicos de la Municipalidad, Guillermo Rivarola, señaló que los propietarios del local cumplimentaron con todas las exigencias para que se permitiera su reapertura, la que podría producirse este fin de semana.
Se trata del local llamado La Fulana, donde dos dotaciones de Bomberos debieron sofocar las llamas que se iniciaron en la cabina de luces y sonido.
“Se solicitaron informes técnicos a un electricista matriculado y también a arquitectos sobre los posibles daños estructurales y fueron presentados por los dueños del local”, indicó Rivarola, quien aseguró que el Municipio también realizó una inspección en el lugar posterior al siniestro.
Al igual que la versión dada por Bomberos Voluntarios, Rivarola apuntó que el fuego se inició en la cabina de sonido del local, que se encontraba en un entrepiso.
“La instalación eléctrica no se vio afectada. El informe de Bomberos indicó que el siniestro se produjo en un área de unos dos metros cuadrados”, dijo.
Rivarola también hizo referencia a la primera hipótesis acerca del inicio de las llamas: “En un primer momento se dijo que podría haber sido por una sobrecarga en uno de los enchufes. El lunes recibiré por escrito el informe de Bomberos”, apuntó.

Controles
“He recibido el llamado de algunos padres y los he estado atendiendo para disipar dudas. Antes de que se produjera el siniestro habíamos pedido un informe estructural del edificio. Esto lo hacemos con todos los locales para contar con información acerca de cómo se encuentran las edificaciones”, explicó Rivarola.
El funcionario dijo además que se realizan inspecciones cada dos o tres meses, en horario diurno para constatar que las instalaciones eléctricas funcionen como corresponde y que la estructura edilicia sea segura. Indicó además que se suman controles nocturnos para verificar el correcto funcionamiento de los matafuegos, salidas de emergencia, la presencia de adicionales policiales y el factor de ocupación. “La gente tiene que estar tranquila porque los locales están controlados”, señaló Rivarola.