Home / Locales / El Proyecto Madres de La Luciérnaga, recibirá maquinarias para producción

El Proyecto Madres de La Luciérnaga, recibirá maquinarias para producción

Luego de más de un año y medio de trabajo y gestiones, esta semana se firmó un convenio entre la Fundación La Luciérnaga y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través del cual se entregará un aporte de 641 mil pesos que deberá ser destinados, en forma exclusiva, a la compra de maquinarias e insumos para el Proyecto Madres. Esta iniciativa, que La Luciérnaga lleva adelante desde hace varios meses, concentra el trabajo de unas 15 mamás que elaboran tejidos y artesanías para la venta. La Nación aportará máquinas de coser, bordadoras y otros elementos y equipos para la tarea, con lo cual se mejorará y ampliará la labor de las madres, con nuevas perspectivas productivas.
“El monto se destinará a las maquinarias y no a otro fin”, aclararon a TRIBUNA quienes impulsaron las gestiones: Daniel Rotti, Pedro Bossa y la concejal del Frente Todos por Río Tercero Adriana Micelli de Sainz. “Es la maquinaria puntual para el proyecto”, señaló Bossa, referente del PRO en el departamento Tercero Arriba. En ese marco, destacaron que la iniciativa no debe vincularse con ninguna intención política o sectorial. “Lo hicimos como ciudadanos para ayudar”, dijeron.
Si bien se firmó el convenio respectivo que fue el epílogo de largas gestiones y el cumplimiento de varios requisitos burocráticos por parte de La Luciérnaga, los fondos aún no bajaron.
“Esto no lo hizo ningún partido político, sino un grupo de dirigentes de Río Tercero, fuera de toda estructura política”, indicó Rotti. “Tuvimos la posibilidad de ayudarlos con la gestión”, añadió Bossa. Con esto “demostramos que no hace falta tener un cargo público para gestionar algo. Si uno el día de mañana observa que a un comedor le hacen falta ollas, por ejemplo, puede llamar a Desarrollo Social y cumplimentar todos los procedimientos”, puntualizó Rotti.
El proceso fue burocrático y extenso, en el que se incluyó la inspección del lugar físico donde se colocarán las maquinarias para el trabajo.
Los dirigentes hicieron especial hincapié en que el tema debe ser despolitizado.
Así, se espera que en unos 45 días Desarrollo Social concrete la ayuda para la compra de las máquinas e insumos (telas, lanas, cueros, etc.) Además de las máquinas de coser y de bordado, se adquirirán el mobiliario necesario para la tarea de las mamás, mesa de corte, entre otros elementos.
Dentro del convenio está estipulado el mantenimiento de las maquinarias y la capacitación de las madres. De este modo, se abre un abanico muy importante para ellas, como salida laboral, puesto que podrán ampliar el mercado de ventas. “La intención fue gestionar que el Proyecto Madres tenga un avance a nivel de mercados y puedan ampliar la gama de productos”, destacó Bossa. A su vez la iniciativa prevé un seguimiento especial por parte del Ministerio.
“Lo más importante son las madres. Ellas son las protagonistas de todo esto. Todo el proyecto se basó en esta cantidad de personal: madres que están trabajando en forma artesanal, que no quita que sigan haciéndolo además de la nueva forma”, subrayó la concejal Micelli.
No se trata de avanzar hacia una etapa de industrialización, sino ampliar el horizonte de ingresos y laboral. “Hay que tener mucho cuidado con la información. Esto se ha hecho con mucho sacrificio y buena voluntad de todas las partes”, añadió la edil frentista.