Home / Al toque / Enduro: Paula Mut, riotercerense que compite en cuadri

Enduro: Paula Mut, riotercerense que compite en cuadri

Empezó hace dos años. A la par de los hombres, con la misma adrenalina y pasión, así corre la riotercerense Paula Mut. Es la única mujer en la provincia de Córdoba que a bordo de un cuadri participa de las competencias de enduro. Hace dos años corrió por primera vez y recientemente obtuvo la primera victoria. Fue en una prueba por equipos, en la provincia de San Luis, donde vivió una experiencia inolvidable. Ahora sueña con estar participando en los 200 kilómetros de la “Carrera del Fin del Mundo”.

Creo que cuando uno quiere puede, a pesar de mis miedos y con 43 años. Empecé a entrenar y hoy estoy compitiendo entre los hombres”. Así lo expresó la riotercerense Paula Mut, quien es la única mujer en la provincia de Córdoba que corre con un cuadri dentro de la actividad del enduro.
“Hace aproximadamente dos años que comencé a correr. Entreno, voy al gimnasio, porque sin gimnasio no se puede. Tengo muchas horas arriba del cuadri. Por lo general voy todos los días al gimnasio o cuatro veces por semana, y después entreno dos o tres días con el cuadri”, agregó la piloto de esta ciudad.
-¿Por qué eligió practicar esta disciplina deportiva?
-Estoy trabajando en lo que es la organización del Enduro Generación (tradicional campeonato), y años atrás vi una piloto, una señora de más de 50 años (Bety Origuela) y me imaginé en el lugar de ella, corriendo. Pero para mí eso era como inalcanzable, yo me decía que nunca iba a poder manejar como ella, pero mi marido me dijo que sí iba a poder, que lo intentara, y así empecé entrenar y finalmente pude.
-¿Recuerda cómo fue su primera carrera?
-La corrí en Villa Nueva, el 21 de setiembre de 2015. Fue una carrera con todas mujeres. Mi cuadri no estaba ni preparado, y solo había entrenado cuatro días.
Pero pude correr y quedé última.
-¿Qué se siente correr entre los hombres?
-Es como que todos me apoyan y eso me lleva a que tenga que terminar las carreras. Gracias a Dios pude terminar siempre, golpeada o no, con el cuadri roto, pero me propongo llegar y puedo. Estoy corriendo normalmente el Zona Centro y Zona Sur del Generación, pero siempre soy la única mujer. Agradezco el respeto que me tienen. Nunca nadie me faltó el respeto
-¿Antes había realizado otra actividad deportiva?
-Jamás, pero ahora después de grande entreno, voy al gimnasio y compito.
-Recientemente logró una gran victoria en la provincia de San Luis
-Sí, fue una carrera inolvidable, con 17 equipos participantes. Fue en el Desafío del Cóndor que se corrió entre Las Chacras y Villa de Praga. El primer día de carrera cruzamos todo por montaña, con unas condiciones terribles. Nos corrió el fuego porque estaba incendiado y los bomberos (voluntarios) nos desviaron hasta que pudimos salir del camping. Al día siguiente fueron diez horas y media. Pasamos por un lugar donde cerca de las seis de la tarde ya oscurece, y hay pumas y chanchos jabalíes.
-¿Fue una experiencia inolvidable?
Sin nungún tipo de dudas. En un momento le dije a unos de mis compañeros que quería llegar lo más rápido posible y darle un beso a mi hija porque la verdad que eran condiciones terribles, prácticamente todo el camino con piedras. Hasta subimos una montaña de 1.700 metros de altura. Pero después cuando me tranquilicé me sentí feliz de haber estado corriendo con tantos hombres. Llegamos a la noche y los pilotos me vinieron a saludar, me aplaudieron y felicitaron, y eso para mí fue una gran emoción. Pero todo lo que pasó ni lo imaginaba, solo quería dar la vuelta y nada más que eso. Pero ganamos porque fuimos muy prolijos, pensamos, porque había lugares que eran muy feos, que sinceramente me daban miedo. En esa carrera me reí, lloré y hasta en momentos recé
-¿Anteriormente había ganado otra carrera?
-No, pero me tocó una seguidilla de estar entre los terceros, los cuartos y hasta segunda llegué a quedar. Tuve dos golpes grandes que me pararon un par de meses.
-¿Tiene alguna otra carrera importante en vista?
-Sí, ya empecé a entrenar para esa carrera que será en marzo del año próximo. Quiero ver si puedo, me animo y como estoy físicamente para hacer la “Carrera del Fin del Mundo” en Ushuaia, donde se disputan 200 kilómetros. Los pilotos se meten en reservas, bosques, y es una competencia muy dura porque por ahí hay que correr con nieve, es todo barro y el cuadri se entierra. Es una carrera donde largan unos 200 competidores y llegan alrededor de 70. Mi marido (Sergio Mattarucco) hace cuatro años que va, y este año pudo hacer podio: quedó cuarto entre diez participantes.