Home / Sin categoría / La Biblioteca Urquiza convertida en un centro cultural de puertas abiertas

La Biblioteca Urquiza convertida en un centro cultural de puertas abiertas

Pensar a la Biblioteca Urquiza solo como un espacio tradicional desde donde se promociona la lectura, sería sin dudas un enfoque demasiado acotado. Desde hace años la biblioteca popular más importante de Río Tercero -con 97 años de vida- y una de las más destacadas de la provincia de Córdoba, es también un centro cultural generador de actividades de lo más variadas.
Muestra de ello es el amplio abanico de eventos que se desarrollaron durante 2016 en la institución de calle Alberdi.

Para los chicos

“Comenzamos el año recibiendo el verano con una propuesta innovadora del Rincón Infantil, que por primera vez invitó a los niños a una escuelita de verano cultural”, detallaron desde la Biblioteca.
El objetivo de las actividades realizadas por el Rincón es el de promover el libro y la lectura como un espacio de encuentro y vínculo. En este sentido, en abril se conmemoró el día del libro con la propuesta “Libro Libre-Picnic de libros”. En julio se proyectaron películas para chicos en “Cine minúsculo”. En agosto, por sexto año consecutivo, se festejó el mes del Niño Lector; además, se realizó la 18ª entrega de los Diplomas de Lector a más de 800 niños de primer grado de las escuelas primarias de la ciudad. También se realizaron talleres literarios y de artes plásticas para niños y jóvenes, y como siempre se mantuvo vigente el espacio de encuentro con las escuelas de la ciudad, en la misma Biblioteca y en las propias escuelas mediante visitas guiadas, charlas y talleres.
Aunque el Rincón Infantil es una de las áreas más activas de la Biblioteca, se desarrollaron otros espacios con excelente nivel de propuesta y participación: Fotograma -ciclo de cine en la biblioteca-, se consolidó con proyecciones de películas de cine arte, realizando recorridos por diversas geografías y temáticas contemporáneas.
También se llevó a cabo el ya clásico ciclo de conciertos en la Biblioteca, organizado en forma conjunta con el Rotary Club Río Tercero, con numerosas presentaciones de músicos destacados a nivel nacional e internacional. Asimismo, los espacios musicales se multiplicaron, dando lugar a nuevos músicos en el ciclo de presentaciones de discos “Todos Ponen”, en el que participaron los jóvenes talentos de la ciudad y la provincia con sus producciones musicales.

Literatura

La sala de lectura fue sede de presentación en sociedad de numerosos libros. Escritores locales y de la zona, siguen eligiendo el espacio de la Biblioteca para la presentación de sus obras, lo cual “nos llena de orgullo y satisfacción ya que el libro es el alma de la institución y la difusión del mismo es uno de los valores fundamentales que atesoramos”, manifestaron.
Proyectos silenciosos siguen en pie de la mano de muchos voluntarios que desinteresadamente ofrecen su tiempo y sus conocimientos para que la Biblioteca siga estando cerca de los vecinos de la ciudad, llevando el libro y la lectura a todos los rincones. Uno de ellos es el proyecto de lectura en los geriátricos que por más de siete años ha trabajado en este sentido.

Puertas abiertas

Se han realizado además, por un convenio con la Biblioteca Pedagógica de la ciudad, capacitaciones con puntaje docente sobre temas relacionados con la literatura para docentes de nivel inicial, primario y secundario.
Como siempre las puertas de la institución estuvieron abiertas para todos los vecinos e instituciones que quisieran utilizar la sala en eventos que involucren la cultura como principal atracción. De esta manera, instituciones educativas, entre muchas otras pudieron hacer uso de la sala de forma gratuita.
De la misma manera y con convocatoria abierta, el espacio estuvo a disposición de talleristas que quisieran dictar talleres anuales o temporarios. Con esta iniciativa se dictaron talleres de teatro, fotografía, locución, literatura, artes plásticas, etc.
Para terminar el año, el sábado 17 de diciembre se realizó la entrega de los Premios Bienales a las Actividades Artísticas y Culturales de Río Tercero.
“Fue un año repleto de desafíos pero cargado de proyectos y satisfacciones. La biblioteca se sostiene especialmente con el aporte de sus socios, cuya cuota societaria significa el mayor ingreso a la institución, y de donaciones voluntarias y desinteresadas que muchos vecinos de la ciudad realizan en post de proyectos específicos pero con el objetivo final de que la institución crezca y se fortalezca como lo ha venido haciendo a lo largo de estos 97 años”, destacaron.