Home / Al toque / Naomi Camertoni, la promesa

Naomi Camertoni, la promesa

Campeona en los Juegos Binacionales. La joven jugadora riotercerense Naomi Camertoni se consagró campeona en los Juegos Binacionales que este año se disputaron en Chile. Lo hizo con el seleccionado de la provincia de Córdoba de la categoría U18.

En los tradicionales Juegos Binacionales de Integración Andina “Cristo Redentor”, disputados este año en la región de Maule (Chile), la ciudad de Río Tercero tuvo su representación en el básquetbol femenino: Naomi Camertoni (foto), jugadora que se desempeña en el Club Bolívar de Carlos Paz y que tuvo sus inicios en el Club Sportivo 9 de Julio de esta ciudad.
La joven se consagró campeona con el seleccionado de básquetbol de la provincia de Córdoba U18, tras ganarle la final a la región de Valparaíso.
Los Juegos Binacionales incluyen competencias en varias disciplinas, entre Córdoba, San Juan, San Luis y Mendoza por el lado de Argentina, más otras cuatro regiones chilenas.
“Nosotras clasificamos en la segunda posición en la zona y nos cruzamos con Mendoza en la semifinal, equipo con el que las chicas se enfrentaron el año pasado en la final y no pudieron ganar. Esta vez tuvimos la suerte de superar esa instancia y después ganarle en la final a Valparaíso”, señaló Naomi en diálogo con T FM 102.3.

Desempeño
-¿Por qué elegiste el básquetbol como deporte?
-Yo practicaba atletismo, hacía dos meses que había empezado, hasta que un día vi en el diario una noticia que se jugaba el clásico entre Atlético y Nueve en el básquetbol femenino, lo que me llamó mucho la atención. Nunca lo había sentido nombrar y con mi papá surgió la idea de empezar. Fuimos a hablar con el profesor de 9 de Julio y allí comencé y me gustó. Yo quería hacer un deporte, se me dio la posibilidad con el atletismo, luego continué con el básquetbol y descubrí que era lo que más me gustaba.
-¿Qué imaginás para tu futuro?, ¿cuál es tu desafío para más adelante?
-Mi desafío en sí es seguir jugando. No me pongo una meta muy alta. Quiero seguir practicando y ver qué puedo ir haciendo, por el momento en el club que estoy ahora, ya que tengo pensado continuar allí. Si más adelante se da la posibilidad de ir a otro lado lo analizaré. De todos modos me siento muy conforme con lo logrado hasta el momento.
-¿Cómo se dio tu paso a Bolívar?
-Fue este año. Tengo amigas allá en Carlos Paz por torneos amistosos en los que había participado. Conociendo al profesor de Bolívar me dijo que era interesante que me fuera para allá, porque yo quería jugar mi último torneo en Sub-17. Este es mi último año en la categoría y como nunca había jugado un campeonato oficial, se dio esta posibilidad. Luego de pensarlo mucho tiempo, hablé con mi entrenador en 9 de Julio y me dijo que me apoyaba en la decisión que tomara.

El deporte
-Siendo el básquetbol un deporte jugado en su mayoría por hombres, ¿cómo se sienten ustedes practicándolo?
-Practicarlo para mí no es difícil. Lo que es complicado es conseguir chicas que quieran practicarlo. Como es un deporte muy ligado a los hombres, en muchos clubes se les cierra la puerta al básquetbol femenino. En las instituciones que se logra insertar no es fácil conseguir chicas para las categorías inferiores, por lo general hay siempre primera división.
-¿Qué categorías hay en Sportivo 9 de Julio?
-Compitiendo hay solo primera división, pero se abrió una Sub-17. En los años que estuve era muy difícil porque empezaba la categoría y las chicas se iban. Cuesta mantenerlo, aunque actualmente parece que más mujeres lograron engancharse.
-Una mayor difusión en los medios, ¿ayudaría a que más mujeres se acercaran a practicar este deporte?
-En algunos clubes se comenzó a difundir más la disciplina y eso ayudó a que muchas chicas empezaran. En los medios de comunicación antes no se informaba tanto, pero hoy se habla un poco más, lo que es muy importante porque es lindo que la gente se entere que hay básquetbol femenino. Lo mejor sería que los clubes comiencen a difundirlo para que se empiece desde las categorías más pequeñas: de cinco o seis años.
-¿Hay acompañamiento en este deporte?
-En los clubes más grandes es un poco más difícil que haya, pero es distinto en Bolívar porque es un poco más pequeño.