Home / Al toque / “Pechito” López en TRIBUNA, el paso del gran campeón. Mirá el video con su saludo

“Pechito” López en TRIBUNA, el paso del gran campeón. Mirá el video con su saludo

De vuelta a Europa. José María “Pechito” López estuvo esta semana en Río Tercero para participar de distintas actividades, como la inauguración de su propio museo. Eso ocurrió el martes, un día muy agitado para el excelente piloto de esta ciudad. En tanto, el miércoles emprendió el retorno a Europa, pero previamente pasó por la Redacción de TRIBUNA y mantuvo el siguiente diálogo.

-¿Cómo estás viviendo este momento tan especial?
-Lo disfruto mucho. En mis casi 25 años corriendo obviamente he tenido momentos malos y buenos, pero este último es el mejor dentro del automovilismo. Por ahí digo que los momentos malos me ayudaron a disfrutar mucho más. Son muchos los compromisos, cada vez son menos las horas que puedo estar con mi familia o con mis amigos.
-¿Te acostumbrás a ese ritmo?
-Sí, no reniego porque entiendo que es algo que viene de la mano de los resultados, a lo que uno hizo. Como deportista uno tiene esa responsabilidad, no es como si nada hubiera pasado. Disfruto mucho venir a Río Tercero, porque es mi ciudad, porque acá crecí y aparte porque obviamente siempre no he tenido más que cariño de la gente, me han tratado muy bien.
-Esa misma adrenalina que posees arriba del auto, ¿la tenés también en tu vida?
-No, al contrario, soy totalmente lo opuesto. Soy muy tranquilo, medido. En el auto es como que cuando me pongo el casco y estoy adentro de esa cápsula (el coche) aparece otro “Pechito”, más aguerrido, más calculador. Creo que la adrenalina y todo lo del deporte en si te transforma.
-¿Qué diferencias hay entre el “Pechito” que empezó con el deporte y el actual?
-Tengo más años (risas). Tengo más experiencia. Creo que los años de experiencia me hicieron muy bien a nivel mental. Estoy de cierta manera mucho más tranquilo, y lo más importante es que no he perdido la pasión por lo que hago, y el hambre de ganar está siempre vigente. Esas cosas me llevaron a seguir intentando todo lo que pasó ahora. Creo que hoy me siento mucho mejor que hace 10 años atrás, por el hecho que la madurez me hizo bien a nivel mental, algo que siempre es muy importante en el deporte. Además los resultados me dieron tranquilidad, y todavía estoy siempre con ganas de seguir buscando cosas y nuevos desafíos
-¿Qué consejos le darías a quienes recién comienzan en el deporte?
-Hay tres cosas fundamentales. Primero, sea cual sea el deporte me parece que es muy importante no bajar los brazos más allá del momento por el que esté atravesando. Segundo, realmente hacerlo con pasión; creo que eso es lo más importante. Y tercero, no perder el rumbo, nunca dejar de ver las raíces, y agarrarse mucho a la familia. Tengo la suerte que mi familia me apoyó siempre y que han sacrificado cosas para que se me diera la oportunidad; nunca me faltó nada. Eso es fundamental, yo sin eso no hubiera llegado a donde llegué porque es la base de todo.
-¿Por qué “Pechito” López no gana el Olimpia de Oro, el premio anual que entregan los deportistas de Buenos Aires y Capital Federal?
-Me parece que muchas veces es difícil competir contra deportes como el tenis y el fútbol, en un país que está muy ligado a eso. Pasa seguramente también en otros deportes que son menos que el automovilismo. Este año era obvio que era para el tenis, por haber conseguido la Copa Davis después de muchos años. Yo no compito por los premios. Las distinciones son lindas, lógico que a uno les gusta tenerlas, pero no me quita el sueño. Sé que el Olimpia de Oro lo merecen muchos, no solamente un Del Potro (Martín) que hoy es rey y hace un par de años nadie hablaba de él.
-¿Ya pensaste en tu futuro luego que dejes de competir?
-No, es como que me rehuso a pensar en eso. No me gusta la idea de pensar que en algún momento me voy a tener que retirar. Hoy no sé si me voy a ver ligado a la actividad. Va a ser muy difícil. Lo único que sé hacer es sobre el auto de carrera. Seguramente mi experiencia me podría llevar hacer cosas dentro del automovilismo, pero veré que pasa en su momento.
-¿Cuál será tu calendario competitivo para el año que viene?
-Ya empecé la temporada de la Fórmula E. A fin de mes se me vence el contrato con Citroën y ahí ya voy a tener la posibilidad de pensar, de ver un poco más claro el panorama dentro del Campeonato Mundial de Endurance, que es un poco mi sueño. Cuando era chico y me preguntaban qué me gustaría hacer de grande, les decía: llegar a la Fórmula Uno y correr las 24 Horas de Le Mans. Desde que llegué a Europa hace tres años, la idea fue esa, tratar de conseguir un lugar en Le Mans. Se está hablando mucho, hay muchos rumores, no hay nada oficial, pero creo que estamos por el buen camino.
-¿Tu corazón está en Argentina o en Europa?
-Mi corazón está en la Argentina, en Río Tercero, pero es cierto que hace cuatro años que estoy con Vicky (la novia) y ella es un sostén muy grande para mí. Yo acá y ella allá no me lo bancaría, como cuando yo era chico. Es muy difícil estar lejos. Me gusta vivir en Europa, pero a lo mejor algún día vuelva a correr en la Argentina.
-¿Pronto habrá casamiento con Vicky?
-No, todavía no.
En un momento estábamos por casarnos, pero ella empezó a trabajar en su temporada de invierno con la familia, y no se puede mover por cinco meses.
-¿Y los hijos para cuando?
-Vamos paso a paso como dijo “Mostaza” Merlo (exdirector técnico de fútbol), pero seguro que ese momento llegará.
-¿Tenés asignaturas pendientes?
-Correr las 24 Horas de Le Mans, y tratar de ganar esa carrera. Creo que después de eso no habría mucho pendiente, porque la Fórmula Uno ya es pasado. Y porque no terminar mi carrera en Argentina, aunque también me gustaría hacerlo en Europa.