Home / Locales / Preocupa la falta de personal en los Tribunales de Río Tercero

Preocupa la falta de personal en los Tribunales de Río Tercero

El Colegio de Abogados local reclamará al Tribunal Superior de Justicia que nombre más personal para los Tribunales de Río Tercero. En los últimos años las causas se multiplicaron y la estructura judicial sigue siendo la misma.

La falta de personal en los Tribunales de Río Tercero es una constante desde hace varios años. El problema encabeza el listado de reclamos de quienes sucesivamente ocuparon la presidencia del Colegio de Abogados. Por más gestiones y pedidos que se realizaron, la solución nunca llegó y los nombramientos, si es que se producen, son a cuentagotas.
Frente a este panorama las autoridades del Colegio de Abogados local asistirán en abril próximo a una reunión con los miembros del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).
“Será para plantear este problema, que en el caso de nuestra sede es el que más preocupa. El objetivo es mejorar la calidad de justicia en Río Tercero”, detalló a TRIBUNA Fernando Damicelli, presidente del colegio profesional.
A esa reunión asistirán los colegios de abogados de toda la provincia, algunos para presentar el mismo reclamo, otros para exponer una situación aún peor: “En Deán Funes los funcionarios y empleados no tienen baño, deben ir a su casa”, comentó Damicelli.
El trabajo en los Tribunales de Río Tercero creció exponencialmente en los últimos años pero la estructura de atención sigue siendo la misma.
“Hay falta de personal en todas las áreas y en los dos fueros, Civil y Penal”, sentenció Damicelli.
El reclamo cada vez más generalizado de los abogados que litigan en esta sede judicial, preocupa a las autoridades del colegio profesional.
Hay áreas más problemáticas que otras: “Las cámaras laborales, por ejemplo, están designando las primeras audiencias para el mes de agosto de demandas que se presentan ahora”, apuntó.
Para Damicelli las áreas en las que más se evidencia la falta de personal son las oficinas de Ejecuciones Particulares y la de Conciliación. La primera entiende en juicios por mutuos, cheques o pagarés cuando el litigio se plantea entre particulares; la segunda atiende causas del fuero laboral.
“Hay mucho atraso en ambas y los colegas no están conformes con el funcionamiento”, puntualizó.
“Va a llegar un momento en que la situación va a eclosionar. El único camino que tenemos para revertir esta situación es seguir presionando desde el Colegio de Abogados y ahora también a través de la Federación”, manifestó.
Siempre con el objetivo de agilizar el trabajo de la Justicia, desde el Colegio de Abogados presentarán un proyecto al TSJ para la creación de una tercera Cámara del fuero Civil.
“Es un proyecto que llevará su tiempo. Necesitamos ampliar tribunales porque el volumen de causas se ha multiplicado, tanto desde el punto de vista de recursos humanos como edilicio”, comentó.

Tercera fiscalía
Días atrás llegaron a Río Tercero Mauricio Paschetti y Eduardo Krivoruck, presidente y vocal de la Federación Provincial de Colegios de Abogados de Córdoba. Durante la visita a los Tribunales se reunieron con Damicelli y algunos magistrados del fuero local.
“Estuvimos reunidos con los dos fiscales y abordamos el tema de la apertura de la tercera fiscalía en Embalse. Ese proyecto fue aprobado hace tiempo pero no nay recursos materiales ni humanos para que comience a funcionar”, detalló Damicelli.
En los Tribunales locales funcionan dos fiscalías de Instrucción, que se encuentran abarrotadas de causas.
Desde hace más de seis años y a partir de la ampliación de la Décima Circunscripción Judicial, se incrementaron notablemente el número de causas que se tramitan y varias son complejas (asesinatos, violaciones, abusos, violencia familiar). Incluso, fue desde el Colegio de Abogados que se solicitó con insistencia la creación de una tercera fiscalía de Instrucción. Aunque el proyecto fue aprobado por la Legislatura, en la práctica nunca se concretó.
Si bien se hacen las gestiones pertinentes para ocupar los cargos en los que se evidencia un faltante de personal, las repuestas no son satisfactorias.
Por lo pronto, no hay vías de solución en un conflicto de larga data. Incluso, cada vez más son los abogados que manifiestan públicamente este tipo de reclamos y piden por una justicia ordenada y efectiva.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

*