Home / Regionales / Almafuerte / Talleres culturales: una política de estado con importantes fines sociales

Talleres culturales: una política de estado con importantes fines sociales

Actividad. En días terminará de definirse la amplia oferta cultural que brindan los talleres municipales. La iniciativa genera un importante movimiento de
vecinos.

Con el objetivo de sostener y potenciar la función social del Municipio en el ámbito comunitario, nuevamente se pondrá en marcha en 2017 en Almafuerte, el programa de talleres culturales. Se trata de un amplio abanico de posibilidades a la que los vecinos pueden acceder de manera gratuita.
Los talleres se impulsan desde la Dirección de Cultura, a cargo de Pablo Fernández. Comenzaron a implementarse cuando asumió en el gobierno el intendente Adrián Scorza, en su primera gestión. Desde entonces el programa se ha sostenido y hoy es una política de estado que busca crecer en su propuesta.
Los talleres generan cada año un importante movimiento de vecinos que se suman a las distintas alternativas. “Generalmente participan unos 250 vecinos pero las expectativas son que este año crezca esa cantidad”, apuntó el director de Cultura.
Los talleres llegan a los vecinos de toda la ciudad debido a que algunos se dictan en el Centro Cultural y otros en los salones vecinales, éstos últimos con una activa participación en su desarrollo.

Los elegidos
En 2017 se dictarán talleres de guitarra, dibujo y pintura, teatro para niños y adultos, folclore y tango, coro de niños, coro de adultos y la orquesta municipal. “Estos son los que ya están definidos y que por la buena recepción que tienen entre la gente, mantenemos todos los años”, comentó Fernández.
Sin embargo, se sumarán más opciones que dependerán del interés manifestado por la gente y otros que serán definidos de acuerdo al criterio de quienes trabajan coordinando esta actividad social.
Esta sábado comenzará a dictarse en taller de italiano, que aunque está comprendido entre la oferta municipal, es el único que tiene costo; los demás son gratuitos.
Los talleres generan interés tanto en los niños como los adultos. “La asistencia es pareja; el coro de niños, por ejemplo, cuenta con 15 integrantes, y el de adultos con 30”, comentó Fernández.
El trabajo que los vecinos llevan a cabo en los talleres no queda reservado puertas adentro. Cada año se realiza una muestra a fin de año para exhibir el trabajo, y en 2017 está previsto realizar otra al terminar el primer cuatrimestre.

Proyectos
La contención social es uno de los objetivos planteados desde el área de Cultura municipal. En ese marco, se está trabajando en la elaboración de dos proyectos: la creación de murgas barriales y un semillero de músicos para la orquesta municipal.
“Las murgas ya habían sido implementadas pero el programa no pudo sostenerse. Ahora queremos reflotarlo porque tienen una función social muy importante”, apuntó el director de Cultura.
Fernández también manifestó que otra meta es “trabajar con personas que no conozcan nada de música e ir formándolas para que integren la orquesta”.