Home / Al toque / Fútbol / LRRF / 1ra DIVISIÓN A / Un ciclo exitoso que llegó a su fin

Un ciclo exitoso que llegó a su fin

Después de integrar durante más de cinco años el cuerpo técnico de Primera División y Reserva del Club Atlético Ascasubi, el domingo pasado culminó una más que exitosa etapa de Elvio “Pipo” Acotto en la Liga Regional. Tras desempeñarse en inferiores, llegó al plantel mayor con la renuncia de Daniel Fonseca, a mediados de 2012 y luego de la eliminación en el Torneo del Interior. Acompañó a Ricardo “Patón” Agüero y Marcelo “Pato” Del Río.
Desde la sexta fecha del Clausura 2014 era el DT principal: ganó ese torneo, el Provincial 2015 y el Clausura 2015.

Si bien ha quedado la imagen de un pálido Atlético Ascasubi en el Torneo Clausura 2017, en el que finalizó undécimo entre trece equipos, la campaña de la temporada, con la final disputada en el Apertura, y una presencia muy marcada en definiciones en los últimos años son, sin lugar a dudas, recuerdos gloriosos e imborrables que ha dejado Elvio Javier Acotto como entrenador del club.

El domingo pasado, cumpliendo un anuncio que había efectuado a principios de año, el director técnico puso fin a un extenso y exitoso ciclo en Villa Ascasubi, que inició en 2011 por inferiores y que, desde mediados de 2012, lo tuvo integrando el plantel de Primera División y Reserva.

Durante ese lapso, el “Palomero” conquistó el título provincial en Embalse con la categoría 1998, varias vueltas olímpicas en Reserva, un hexacampeonato consecutivo en Primera División -único en la historia de la LRRF-, un Provincial de Clubes de Primera División -en 2015- y el último gran logro del club: el Torneo Clausura 2015.

Sensaciones
En diálogo con Radio Capilla de Villa Ascasubi, el saliente director técnico recordó su arribo a la institución. “Me habló Ricardo tras dos años en el fútbol infantil del club. Me sumé como ayudante de ‘Patón’ (Agüero) en la Reserva. Fueron muchas alegrías”, puntualizó.
Sobre las sensaciones que rescata del ciclo, expresó: Siempre se portó bien conmigo la gente de acá. Me llevé siempre bien con Ricardo (Hesar), es gente responsable. No dudé en venir cuando me llamaron. Se portaron de mil maravillas. Cuando me pidieron que hiciera lo de Primera, no quería saber nada, pero él y Enrique (Hesar) me apoyaron a muerte. Fueron unos años bárbaros. Siempre me sentí muy respaldado por la comisión. Por eso se hicieron tan bien las cosas todos estos años”.
Respecto a su futuro, comentó: “Por ahora, no hay nada. Voy a descansar. Le agarré un cariño tremendo a la gente de Corralito y a la de Villa Ascasubi. Se hace más fácil así. Mientras tanto, seguiré en la escuelita de fútbol del barrio Monte Grande. Si se da lo de la liga, seguiré ahí”.

En el Clausura, Ascasubi generó muchas situaciones pero careció de efectividad, situación que lo llevó a perder valiosos puntos y quedar eliminado prematuramente de la competencia.
Sin mencionar a nadie en particular, una semana antes, tras el triunfo ante Agrario, las palabras de “Pipo” connotaban cierto disgusto por críticas o falta de acompañamiento en el Clausura. “Hay algunos que se olvidan rápido de todo. Hace tres meses se jugaron finales en Primera y Reserva. No es poca cosa. Estamos mal acostumbrados. Sacando Belgrano de Almafuerte, nadie nos superó en la cancha. Son rachas y nos tocó que sea negativo para nosotros”, había indicado.

“Muchos pueden hablar porque no saben cómo son bien las cosas. Para mí, hubiera sido más fácil aceptar otra propuesta. Pero uno se quedó porque se encariñó mucho con el club”, había explicado.
A principios de año, Acotto ayudó a armar el plantel, consiguió resonantes resultados y llegó a la final.
Otra obra gloriosa asociada a su nombre en Atlético Ascasubi.