Home / Breve y Útiles / Un simulacro de escape de cloro incluirá a los vecinos

Un simulacro de escape de cloro incluirá a los vecinos

Un nuevo e importante simulacro sobre protección bajo cubierta a partir de un escape de cloro, se desarrollará el próximo martes 28 desde las 14, organizado en el marco del plan Apell, de respuesta ante emergencias.

La hipótesis del incidente partirá desde una de las plantas de Petroquímica Río Tercero y el sector “afectado” será barrio Parque Monte Grande. Una vez que el incidente sea informado por la empresa, Defensa Civil accionará las sirenas comunitarias, alertando a los vecinos del barrio que deben ingresar a sus casas, sellar las aberturas con cinta adhesiva y seguir las instrucciones de las autoridades de seguridad a través de las radios.

El punto de reunión del comité de emergencia fue acordado en la zona de la estación de servicio Barale.  El simulacro incluirá un corte de tránsito de media calzada en la avenida General Savio, desde el vado del ingreso interfábricas, hasta la calle Marcos Juárez, por espacio de dos horas.  Se prevé la asistencia, de salvamento y médica de 15 víctimas externas al escape (vecinos) y 10 internas dentro de la planta siniestrada (operarios). Bomberos cumplirá la función de veedor del desempeño de la firma privada en el simulacro, mientras que se elegirá un número determinado de vecinos de los 220 conectados a través del grupo de seguridad de WhatsApp como veedores del resto del procedimiento.

Defensa Civil determinará un espacio frente al supermercado Campero para la asistencia a las víctimas, con clara vista al público para que pueda presenciarlo. La evacuación de quienes necesiten asistencia se realizará hacia las clínicas locales. En ese marco, se realizarán jornadas de capacitación en el salón comunitario y la capilla de San Cayetano, con la entrega de rollos de cinta adhesiva y carteles. La cinta es crucial para sellar las aberturas y cumplir con la protección bajo cubierta, es decir encerrarse dentro de la casa y evitar la autoevacuación hasta que la nube tóxica se haya disipado y no represente peligro alguno para los vecinos.

Estos elementos se aportarán nuevamente al barrio, ya que muchos de ellos ya dispuestos en el sector fueron robados desde la escuela donde estaban depositados.   El simulacro buscará determinar los tiempos de respuesta de todos los actores comprometidos con el plan Apell (sistemas de alarma, rescatistas, ambulancias, etc.) y la reacción de los vecinos que conviven con la actividad fabril química.