Home / Regionales / Villa Rumipal: A más animales, mayor refugio junto al lago

Villa Rumipal: A más animales, mayor refugio junto al lago

La cantidad de animales que reciben no decrece, pero tampoco lo hace el amor con el que están dispuestos a mejorarles su calidad de vida.
En Villa Rumipal, junto al lago, el Refugio Cheruchicha ya es albergue de unos 200 caballos y 100 perros, en su mayoría rescatados de situaciones de abandono o maltrato.

Al margen de un aporte mensual que alcanza para una semana de alimento canino, no reciben subsidios ni apoyo oficial, solo colaboración de particulares. El refugio cuenta con socios, algunos caballos tienen padrinos y existen otras maneras de ayudar, descriptas en su muro de Facebook.
A su vez, tienen acuerdo con restaurantes y supermercados para recibir parte de lo que descartan.

“En el verano, con mayor movimiento turístico, es más fácil, pero el resto del año se complica un poco más, de todos modos acá le hacemos un lugar a todos”, comenta Jorge Ceccoti, uno de los responsables del refugio, que atiende junto a su mujer, Claudia Bustelli y cuatro hijas.

Si bien cuentan con la personería jurídica desde 2014, esta familia llegó hace una década y media desde Buenos Aires, para optar por este “estilo de vida”, como definen.
Si bien llevan adelante la iniciativa en un privilegiado ambiente natural para los animales, no todos pueden salir a pastorear o tomar agua del lago y deben ser alimentados de manera más “personalizada”. Para estos casos, un rollo de alfalfa cuesta 2.500 pesos y alcanza para tres días, precisa Jorge.

En el caso de los perros, como ocurre con todos los refugios, deben enfrentar una tendencia que va indefectiblemente hacia la saturación. La principal herramienta es la castración, para lo cual, también cuentan con el apoyo de “veterinarios amigos”.

En cuanto a los caballos, la mayoría tienen un pasado relacionado con la tracción a sangre. Si bien el Estado, es el que suele retirarlos de la vía pública, no siempre les ofrece una alternativa sustancialmente superior. Jorge cuenta que muchos van a parar al “depósito” que la Provincia tiene en Bower, pero según su óptica, no cuenta con el espacio ni la alimentación apropiada.
Incluso varios llegaron a Cherubicha con un paso previo por allí.

“Si me entero que algún animal no está bien, lo traemos, incluso hemos comprado, de alguna manera, tratamos de salvarlos. Acá no le damos ningún uso, vienen a mejorar su calidad de vida”, afirma.
Paralelamente, Cherubicha cuenta con ocho caballos destinados a la equinoterapia para chicos con capacidades diferentes, servicio que realizan ad-honorem.

Además, Claudia es instructora de equitación y desde el refugio promueven charlas de concientización, especialmente en colegios, dirigidas a los más chicos.
El Refugio se encuentra en cercanías del aeródromo municipal, ingresando por el kilometro 100 de la ruta 5